He engordado estas vacaciones. ¿Dónde está mi responsabilidad?. Diez consejos para “responder con habilidad” ante la comida.

He engordado estas vacaciones. ¿Dónde está mi responsabilidad?. Diez consejos para “responder con habilidad” ante la comida.
Valoración 5 - 1 voto

¿Dónde está mi responsabilidad?

La última vez que me pesé fue el 15 de julio y entre esa fecha y el día de hoy han estado por el medio 10 días en casa de mis suegros en Asturias y 12 días con mis padres en el pueblo. Lo de Asturias os lo podéis imaginar…yo que a penas como carne desde que conozco el cachopo me he hecho fan, y lo del pueblo con mis padres ha sido un “desmadre”.

A pesar de eso he conseguido desayunar el batido verde que me ayuda a depurar y no he caído en hábitos de otros tiempos como el bollo del horno del pueblo mojado en el ColaCao y todo lo que se me pusiese por delante, con la escusa de que “estamos de vacaciones”. Han sido dos kilos pero os puedo asegurar que es un logro comparado con otros tiempos y me he visto comiendo de forma mucho más consiente, sabiendo lo que tomaba, lo que elegía no tomar y disfrutando incluso más, de los momentos compartidos.

La toma de conciencia de esta mañana me ha llevado al concepto de responsabilidad y es de lo que os quiero hablar hoy. ¿Dónde está nuestro sentido de la responsabilidad cuando comemos en exceso a sabiendas y buscamos la escusa de las vacaciones para seguir comiendo como si no fuese a pasar nada? ¿De vacaciones?

Entendemos por lo general que una persona responsable es aquella que cumple con sus obligaciones y actúa de forma responsable sabiendo que sus actos tienen consecuencias. En este contexto me considero una persona responsable, a veces demasiado, que respeta las reglas, cumple con sus obligaciones, actúa en consecuencia y sabe que no hacerlo tiene efectos negativos, pero, ¿qué pasa con la comida? ¿porqué obvio las consecuencias de mis actos en este contexto? ¿realmente creo que todas las patatas fritas que como de más en la terraza con la cervecita van a caer en saco roto? Evidentemente no, la báscula está ahí para confirmarlo.

Son muchos los mecanismos que interactúan en este contexto, más aún cuando las vacaciones para bien y para menos bien de nuestro cuerpo, nos ponen en estrecha convivencia con nuestra familia de origen. Nos sentamos a la mesa con nuestros padres y hermanos y vuelven los condicionantes. Si además, como es mi caso, vivís lejos de ellos, el amor de las madres se materializa todavía más en platos suculentos que no dejan de ponernos delante esperando aceptación por nuestra parte.

Responsabilidad es una palabra que asusta a muchos, sobretodo a los que la rehuyen por que la sienten como un peso. Parece como si la aceptación de la responsabilidad fuese una carga que no quieren asumir y ese no asumir les librase de las consecuencias. He observado que un común denominador en muchas de las personas que sufren de sobrepeso, es un cierto miedo a tomar partido por lo que realmente quieren para sus vidas, a responsabilizarse de su realidad, sobretodo interna.

La paradoja es que la evitación de esa carga hace que al final acaben poniendo ese peso sobre su cuerpo en forma de kilos de más, cuando en realidad no tendrían porqué cargar con nada. Tanto si te haces responsable como si no, “apechugas” igualmente con lo que se deriva de tus actos, pero sin obtener el aprendizaje consciente que se desprende de ello ni la posibilidad de tomar el mando real de tu vida. Parece como si no querer ver las consecuencias nos librase de ellas y al contrario. Ese no querer ver es lo que nos condena a seguir en el automatismo insano, en el contexto alimenticio y en el resto de contextos vitales.

Hoy quiero compartir con vosotros una acepción más creativa y posibilitadora del concepto de “responsabilidad”, la que nos da la opción de “responder- con- habilidad” a la realidad que se nos presenta delante en cada momento y que nos ayuda a elegir como actuar de forma más acertada con nuestros intereses.

Ahí va un decálogo con pautas que te ayudarán a “responder con habilidad” en este tipo de situaciones para no engordar de más en las siguientes vacaciones.

Decálogo para “responder con habilidad” y  no engordar de más en las siguientes vacaciones.

1. Observa

Observa las sensaciones corporales y los discursos mentales que te impulsan a comer de más en este contexto para poder responder en lugar de reaccionar a ellos. Esta habilidad se deriva de la práctica del Mindfulness. ¿Realmente te apetece tanto ese helado que te ofrecen? Quizá haya un momento más adecuado para darte ese placer y comerte uno bueno bueno y rico rico.

2. Anticipa

Anticípate para no ir con hambre a eventos en los que sabes que va a ser difícil no cometer excesos, queriendo compensar por adelantado. Lo más importante de la reunión no es la comida, es la compañía y muchas veces nos perdemos momentos gratos por estar pendientes de lo otro.

3. Date permiso

Date permiso para pedir un plato especial que satisfaga tus necesidades cuando comes fuera o en casa con amigos o familia. Llegamos a casa con ganas de comer una semana ensalada, cuando lo podríamos haber hecho antes.

4. Decide

Decide no pegarte la comilona porque todos lo hacen. Puede que alguien te recrimine por pedirte algo más ligero o una ración más pequeña, es una cuestión suya, quizá algo que a esa persona le gustaría hacer, no se ve capaz y tu decisión lo pone de manifiesto. Sea como sea observa con compasión y sé coherente poniendo la atención en tu decisión en lugar de en el conflicto.

5. No te saltes comidas

No te saltes comidas para mantener un nivel de glucosa estable y no llegar a la hora de comer con demasiada hambre. Ten siempre a mano cuando salgas a hacer turismo, al monte o a la playa algo sano de tu gusto y mucha agua. Pensar que ya encontraremos un bar por ahí nos pondrá delante de más tentaciones.

6. Controla

Controla que no se vuelva en tu contra haber pagado el menú o el plato de la carta en el restaurante cuando comemos fuera. Puede que no decidas exactamente lo que te ponen en el plato, pero sí que puedes decidir qué haces con ello.

7. Elige

Elige cuando haya muchos tipos de cosas para comer, qué es lo que quieres probar, qué es lo qué más te gusta y qué es lo que puedes dejar pasar. Decide las cantidades atendiendo a tus señales corporales de llenado estomacal. Los excesos en el buffet libre no te salen gratis.

8. Disfruta

Disfruta de cada bocado que hayas elegido llevarte a la boca, de cada plato que te dispongas a degustar con todos los sentidos. Tomate tu tiempo para deleitarte con ello, puedes hacerlo, esa es una de las ventajas de estar de vacaciones.

9. Medita

Medita en lugares excepcionales o al aire libre. Aprovecha para sentir el contacto con la naturaleza, te ayudará a mantener la calma que perdemos cuando salimos de nuestra rutina. Aumentará tu capacidad para “responder con habilidad” con la comida y todo lo demás.

10. Agradece

Agradece la comida, el momento y la compañía. El sentimiento de gratitud es uno de los más nutritivos que hay :).

Pues hasta aquí el primer post, espero que os sea de utilidad y que lo compartáis con aquellos que puedan estar interesados. Yo prometo predicar con el ejemplo ;).

Abrazo grande para todos.

¿Te ha gustado?, compártelo 🙂

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

Deja un comentario

  Acepto la política de privacidad*

Información básica sobre Protección de Datos
  • Responsable del Tratamiento: Yolanda Herrero Mor
  • Finalidad: Poder gestionar los comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos estarán ubicados en los servidores de Siteground, mi provedor de hosting dentro de la UE.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a web @ vivirmindfulness.com o ante la Autoridad de Control.
Tienes todos los detalles en la Política de Privacidad
Yolanda Herrero Meditando

Empieza a vivir con más calma conciliando tu vida familiar, laboral y personal.

Te REGALO mi curso por email para que comiences a practicar Mindfulness en solo 7 días.

Recibe gratis mi plan plan para SER más positivo en una semana

Si te apuntas recibirás además correos con las novedades y actividades para que no te pierdas nada y sigas en el camino.

Información básica sobre Protección de Datos Estas dejando los datos para subscribirte a VivirMindfulness, te informamos que seremos cuidadosos con ellos y te dejamos esta información que debes saber:
  • Responsable del Tratamiento: Yolanda Herrero Mor
  • Finalidad: Poder gestionar la lista de suscriptores para mantenerte actualizado sobre novedades y actividades de VivirMindfulness exclusivas para suscriptores.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos se guardarán en Mailerlite, mi proveedor de mensajería.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a web@vivirmindfulness.com o ante la Autoridad de Control.
Tienes todos los detalles en la Política de Privacidad

Mindfulness en 7 días para agendas apretadas

¡SUSCRIBETE AL CURSO!

Si te apuntas recibirás mi curso y correos con las novedades y actividades para que no te pierdas nada y sigas en el camino.

Información básica sobre Protección de Datos Estas dejando los datos para subscribirte a VivirMindfulness, te informamos que seremos cuidadosos con ellos y te dejamos esta información que debes saber:
  • Responsable del Tratamiento: Yolanda Herrero Mor
  • Finalidad: Poder proporcionar el curso y gestionar la lista de suscriptores para mantenerte actualizado sobre novedades y actividades de VivirMindfulness exclusivas para suscriptores.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos se guardarán en Mailerlite, mi proveedor de mensajería.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a web@vivirmindfulness.com o ante la Autoridad de Control.
Tienes todos los detalles en la Política de Privacidad

Cada post es un paso en el camino de VivirMindfulness.
No te pierdas ninguno, ¡SUSCRIBETE!

Si te apuntas recibirás correos con las novedades y actividades para que no te pierdas nada y sigas en el camino.

Información básica sobre Protección de Datos Estas dejando los datos para subscribirte a VivirMindfulness, te informamos que seremos cuidadosos con ellos y te dejamos esta información que debes saber:
  • Responsable del Tratamiento: Yolanda Herrero Mor
  • Finalidad: Poder gestionar la lista de suscriptores para mantenerte actualizado sobre novedades y actividades de VivirMindfulness exclusivas para suscriptores.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos se guardarán en Mailerlite, mi proveedor de mensajería.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a web@vivirmindfulness.com o ante la Autoridad de Control.
Tienes todos los detalles en la Política de Privacidad