Cómo soltar el pasado para disfrutar en el presente

3.7/5 - (46 votos)

Son tantos temas los que quiero compartir con vosotros que estos días tenía dudas de por dónde seguir. Habéis sido vosotros, tal como os había sugerido, con vuestros comentarios al post 8 actitudes Mindfulness que te ayudan a disfrutar del presente los que habéis marcado las prioridades, así que ahí vamos.

¿Por qué no sueltas el pasado?

Los seres humanos actuamos fundamentalmente para evitar el dolor y sentir el placer. A menudo nos descubrimos buscando placer recreando en pretérito, circunstancias, lugares, relaciones… en definitiva un tiempo en el que fuimos más “felices” de lo que somos ahora.

Selección de técnicas mindfulness para madres, padres, niños, embarazo consciente… y para distintas situaciones.

Recuerdos pasado

Recreas aquellos momentos con las luces, el vestuario, el decorado, la música (la música tiene una carga emocional tan poderosa que si tu película mental tiene banda sonora, sólo con eso te basta) y tu cerebro reacciona a los estímulos sensoriales imaginados como si fuesen reales, generando una emoción expansiva. Tu cuerpo genera hormonas que te producen bienestar y ya tienes lo que buscabas: una sensación placentera que te evade de este momento presente que no quieres vivir.

Es un recurso fácil e inmediato y por eso muchas veces nos volvemos adictos (literal) a ese proceso químico, aferrados a una ilusión que solo existe en nuestra cabeza. Nos aferramos a esa ilusión de un pasado recreado, pasado por nuestro filtro de creencias, a menudo idealizado, que ya no está porque el ciclo se cumplió y ya no es eso lo que nos toca vivir.

Todo cambia, nos cuesta aceptar la ley de la impermanencia, sobretodo para lo bueno.

Vivimos, o mejor dicho, nos negamos a vivir el duelo que a menudo conlleva la pérdida que sufrimos con el cambio y seguimos en un pasado que nos aparta de la vida.

Vivir mirando al pasado es vivir de espaldas a la vida y desde esa perspectiva es mucho más difícil que las cosas nos vengan de cara y nos podamos abrir a nuevas posibilidades o nuevas relaciones.

Pero ¿Qué pasa cuando cuando nos aferramos a lo malo del pasado? ¿Por qué nos cuesta soltar pensamientos recurrentes sobre aquel agravio que sufrimos o seguimos dándole vueltas y culpándonos por aquel error que cometimos?.

Nuestro cerebro está especialmente diseñado para generar aprendizajes que nos mantengan a salvo. Cuando vivimos circunstancias adversas que ponen, supuestamente, en jaque nuestra integridad, física, emocional o corporal, el cerebro hace por que esa información sea recordada y tenida en cuenta.

Desde los 0 a los 7 años, aproximadamente, en función de nuestra herencia familiar, nuestra historia de vida y nuestro entorno sociocultural, generamos aprendizajes con respecto a experiencias que vivimos como amenazantes y cuando en el presente sentimos algo parecido, la emoción que ancló aquella experiencia se vuelve a manifestar con toda su intensidad para avisarnos y ponernos a salvo de la supuesta amenaza.

A salvo ahora de un peligro que ya no existe porque ya pasó, pero seguimos en ese bucle mental y emocional que nos aparta de vivir el momento. Es como si el software de supervivencia que se activó con aquella experiencia, siguiese operativo en el presente. Hay más factores en juego pero el bucle se perpetúa básicamente porque no queremos pasar por lo mismo, en definitiva, para evitar el dolor.

Con respecto a los agravios que hemos podido sufrir, a nivel mayormente inconsciente, hay cuestiones que nos resultan especialmente gravosas porque están relacionadas con nuestras heridas, con esos temas que nos tocan más de cerca.

Es muy probable que una persona que tiene baja autoestima recuerde especialmente con más dolor aquel insulto o menosprecio. Es muy probable que una persona con una herida de injusticia recuerde con más rencor esas experiencias que vivió como injustas, etc. La vida es tan generosa que nos pone delante las experiencias que nos ayuden a observar esa herida, reconocerla y liberarnos del patrón para poder actualizar el software y dar ese paso evolutivo. Por eso es tan importante aprender a soltar tu pasado y confiar en el presente.

¿Por qué es tan difícil soltar la culpa por aquel error del pasado?

Mujer reflexiva. Soltar pasado

Nos cuesta perdonarnos los errores en parte porque socio-culturalmente, por lo general, el error no lo tenemos integrado como parte del aprendizaje. Sentimos que fallamos y no nos gusta fallar porque nos hace menos amables, menos perfectos, menos aceptables por parte del entorno más cercanos del que buscamos constantemente el cariño y la aprobación.

Esto nos vuelve a conectar con necesidades básicas que necesitamos cubrir desde nuestra más tierna infancia; amor y aceptación por parte de nuestro entorno, sobre todo de nuestros padres.

Sentimos que lo hicimos mal y los primeros que no nos perdonamos, porque no nos aceptamos, somos nosotros. Somos falibles, somos humanos y no hicimos las cosas de otro modo simplemente porque no pudimos, si no, lo hubiésemos hecho.

Hiciste lo que pudiste con los recursos que tenías en el momento. Hiciste lo que tu miedo te dejó, lo que tu nivel de consciencia te permitió y los demás, aquellos que te agraviaron, que no estuvieron a la altura de tus expectativas, etc., también hicieron lo mismo. Es muy fácil ver las cosas en retrospectiva y juzgar nuestros actos desde ahí pero este juicio, como el resto, es una visión sesgada de la realidad.

¿Qué podemos hacer para soltar el pasado y vivir en el presente? Aprende a dejar ir.

Te invito a seguir estos 5 pasos para tomar consciencia y soltar lastre.

1.- Identifica esos momentos en los que te pillas fantaseando con “los buenos tiempos”.

Para eso tienes que estar atento y observar tu mente, tu cuerpo y tu emoción ¿te suena?. Atención plena al momento presente. Cuando te veas en esas pregúntate, ¿qué necesidad te lleva ahí?, ¿qué echas de menos?, ¿qué circunstancias de tu presente te llevan a evadirte con eso? y empieza a tomar consciencia de ello.

Sólo eso ya es un gran paso para desactivar el automatismo y empezar a tomar contacto con la realidad, con el aquí y ahora.

2.- Pregúntate: ¿Cuáles son los beneficios secundarios de seguir estancado en el pasado?.

Es muy probable que nos evadamos del presente por que si conectamos con él y nos hacemos responsables de nuestra vida, tendríamos que tomar decisiones que no queremos tomar.

El chute de “pasado fantasioso” nos anestesia y nos ayuda a mantenernos en el inmovilismo.

En este caso, aunque en el fondo sepamos que esto tampoco nos satisface plenamente, el miedo a enfrentarnos con lo que hay es mayor que la necesidad de cambio y ahí estamos… con el río de la vida estancado y cuando el agua se estanca, se pudre.

Conecta con el aquí y ahora y simplemente toma las cosas tal como van viniendo, decidiendo en función tus verdaderas necesidades, esas que se desvelan cuando afinamos la escucha interna con la meditación, dejamos de negar la emoción y renunciamos a justificar ese inmovilismo. Quizá la cosa no sea para tanto, y si lo es, más vale ahora que luego porque con el flujo vital estancado tendremos menos fuerzas.

3.- Cierra círculos, etapas, capítulos.

Y eso pasa por reconocer que el ciclo se finalizó, que la cosa no da más de si y tomar la decisión de despedirte del pasado, sin más. Es ley de vida.

Cuando sigas queriendo arrastrar a tu presente esa relacion que ya terminó, cuando te descubras queriendo estirar ese capitulo de tu vida que se ha quedado sin contenido, cuando te veas alimentando un circulo vacío que te cuesta cerrar; dite con determinación interiormente, “¡Adiós “x” pasado, hola presente!». A continuación, toma contacto con tu cuerpo a través de la respiración para aterrizar en el aquí y ahora, y sigue escribiendo el guión de tu vida desde ahí.

Con ese simple gesto tu atención y con ello tu energía, estará enfocada en avanzar, en fluir con lo que vaya viniendo, con todo lo bueno que antes no veías porque estabas mirando al pasado.

4.- Perdónate para poder perdonar.

Acepta tus errores, todos los cometemos y es parte del aprendizaje que hemos venido a hacer a este mundo.

El que no hace, no se equivoca y la vida nos pide actuar, decidir, tomar partido…¡a la vida hemos venido a vivir!

Haz lo que necesites para poder estar en paz con tu pasado. Eso mayormente pasa por perdonarte a ti primero y perdonar más allá de los razonamientos, de las circunstancias, de los juicios… Se perdona con el corazón aceptando que cada uno hace lo que puede como puede y todo forma parte de lo que la vida dispone para nuestro crecimiento.

5.- Vive el duelo.

La pérdida de un ser querido que querríamos que como antes estuviera y ya no está, ese trabajo en el que desempeñábamos un rol con el que nos habíamos identificado y que nos negamos a soltar por miedo a perder nuestra identidad, un cambio forzoso de residencia, una amistad con la que perdimos el contacto porque ahora “hace su vida”, una enfermedad…

Llamamos duelo habitualmente al proceso de tristeza y nostalgia que vivimos con la pérdida de un ser querido, y en un sentido más amplio, a cualquier cambio que implique una pérdida significativa para nosotros.

Vivir en el pasado negando esa pérdida nos produce una gran incoherencia y nos resta mucha fuerza para tomar la vida.

Atravesar un duelo es uno de los procesos más transformadores que podemos experimentar. Aunque suene paradójico, conectar con la muerte nos conecta con la vida, detrás de un duelo vivido se esconde un renacer.  Seguro que habéis oído experiencias de pérdidas muy dolorosas que han supuesto el despertar de las personas que lo atravesaron.

Otra ventaja de vivir conscientemente un duelo es que abre el camino para sanar otros y nos hace mucho más resilientes, ayudándonos a recuperarnos antes de las adversidades.

Te animo a que si te reconoces en esta situación pidas ayuda especializada, es mucho más sencillo y sanador recorrer ese camino acompañado.

6.- Agradece la experiencia.

Da gracias a esas personas que formaron parte de tu vida por haber compartido esa parte del trayecto, por la vivencia que propiciaron, por todo lo que aprendiste en esas circunstancias duras o amables. Todo, absolutamente todo, ha contribuido a lo que eres hoy. La parte más útil de mirar el pasado es poder honrarlo.

“A veces la lección más grande de nuestro pasado es aprender a dejarlo ir”

Yehuda Berg


Espero que el post te ayude a soltar ese pasado que te cuesta dejar atrás para poder disfrutar de tu presente.

Sé por mi experiencia con los clientes en la consulta individual, que esto que lees solo atiende a tu parte racional y que no es tan fácil soltar cuando solo lo hacemos desde la mente.

Si ya te has dicho muchas veces «lo que necesitas es dejar tu pasado atrás» pero no lo has conseguido, es porque el impacto emocional que generó aquella experiencia sigue activo en tu sistema límbico (cerebro emocional).

Mientras la emoción siga latente, tu mente volverá una y otra vez a traer a tu pantalla de consciencia ese evento del pasado para que lo puedas procesar y evolucionar con él.

La emoción es la que ancla la experiencia, por eso para poder liberarnos de esos pensamientos recurrentes, necesitamos liberar la emoción que estuvo implicada en aquella experiencia del pasado.

Trabajo cada día en la consulta individual con personas que se sienten limitadas en sus vidas por duelos no resueltos porque no pueden olvidar a su ex, porque añoran tiempos mejores que ya no volverán, porque no se pueden perdonar el daño que hicieron, porque no pueden superar el agravio que sufrieron, porque les come la rabia por la injusticia que vivieron… y aunque el tiempo ha pasado, no son capaces de avanzar porque siguen cargando con ese lastre.

La buena noticia es que el método que utilizo en la consulta es hoy por hoy la solución más rápida y eficaz para liberar la emoción que ancló la experiencia, soltar el pasado y aprender de él implicando en el proceso mente, emoción, cuerpo y espíritu.

En muy pocas sesiones (2-3) se pueden liberar impactos emocionales específicos y poner la energía vital que malgastamos en arrastrar el pasado, al servicio de nuestra vida en el presente.

Si quieres más información sobre mis servicios de consultoría individual y en qué consiste el método que utilizo, lo tienes todo aquí.

¡Bienvenidos todos al presente!

66 comentarios en «Cómo soltar el pasado para disfrutar en el presente»

  1. Este post llego en el momento adecuado, es como si la vida pusieras personas, eventos y cosas en el momento de tantas preguntas, es un excelente blog y me permitio depsejar dudas. Gracias

    Responder
  2. Muchas gracias por brindar esas técnicas para seguir adelante, estoy pasando por una etapa complicada y se que esto me ayudara bastante, un abrazo!

    Responder
    • Hola Cocó, te entiendo. Muchas veces hay impactos emocionales no procesados que nos impiden pasar página. Eso es lo que yo hago fundamentalmente en la consulta. Pide ayuda si lo necesitas. Hay métodos muy efectivos para salir de ahí. Gracias por tu comentario. Un abrazo

      Responder
  3. Hola muy interesante el artículo.
    Evidentemente yo no suelto el pasado pero no porque fue inolvidable, genial, etc. sino porque tal vez no he perdonado a las personas que me criaron aunque me hayan dado mucho siempre hicieron diferencia… Todo eso aún me duele…. Practicaré para perdonar y dejarlo ir… Gracias!
    }

    Responder
    • Hola Ángela, ponerle consciencia a eso que expresas ya es un gran paso. Desde mi experiencia hay dos tipos de perdón: el personal y el transpersonal. El perdón personal, lo podemos lograr desde la comprensión de lo que pasó y la liberación de la emoción que ancló esa vivencia. Esto último es lo más complicado de gestionar pero hay técnicas muy eficaces para liberar los impactos emocionales no procesados que yo utilizo cada día en la consulta.Si no consigues perdonar porque aún está en tí la rabia y el rencor, no te obligues. Negar la emoción no nos ayuda a perdonar, al contrario, la perpetúa porque la mete en el saco de nuestra inconsciencia y aunque no la veamos, nos sigue lastrando. El perdón transpersonal está más allá de tus circunstancias, es el estado de consciencia que nos permite entender desde un lugar más profundo que todo, absolutamente todo, está al servicio de la evolución. Gracias a ti!

      Responder
  4. Estoy pasando por una situación desde hace bastante que me ha dejado atado al pasado ,, sin poder avanzar .. congelado en el tiempo y lo sé estoy consciente pero no sé cómo salir.. si brindas ayuda profesional me gustaría saber cómo puedo contactarte, quizás eso es lo que necesito

    Responder
    • Hola Yoel, si. Además en la consulta individual utilizo técnicas muy potentes y efectivas que actúan desde lo corporal, lo mental y lo emocional. No sólo podemos libera esas memorias de dolor, sino que hacerlo nos permite acceder a otros aprendizajes que hay debajo.Tener el coraje de hacerlo supone una gran recompensa. Te contacto por privado y te explico como lo podemos hacer on line porque es igualmente efectivo. Muchas gracias por expresar tu sentir.Un abrazo

      Responder
        • Hola Elena, El método que utilizo se llama Qilimbic y es eficaz desde la primera sesión. Evaluo el contexto de la persona antes de empezar a trabajar para asegurarme de que puedo ayudarle en ese sentido. Si te interesa saber más, puedes contactar conmigo a través del formulario que verás en el link que hay al final del artículo. Muchas gracias por tu interés.

          Responder
  5. Hola como soltar lo que no te deja seguir adelante, demasiado difícil y lo más preocupante que dejas de vivir yo he vivido en una carcel cerebral que no me deja avanzar y dañado cada vez más a seres queridos.

    Responder
    • Hola Karla, hay veces que los impactos emocionales relacionados con el evento o eventos que marcaron ese pasado son, como tú dices, demasiado difíciles de gestionar. Para liberarlos de raíz existen técnicas muy eficaces a las que puedes recurrir. Yo las utilizo en mi consulta individual. Acceder a ellas resuleve y ahorra mucho sufrimiento a la persona y a su entrono. Te dejo aquí el link con más información por si te interesa https://vivirmindfulness.com/servicios/consultoria-individual son eficaces desde la primera sesión y cuanto más específico e intenso es el evento que provocó esas memorias dolorosas, más efctivo es. Un abrazo y gracias por compartir.

      Responder
  6. Hay que dejar atrás el pasado de una vez, y no recrearse en lo vivido, avanzar siempre como podamos, aprender de los errores para no volver a cometerlos, asumir las tonterias que hicimos y cuando lo asumimos, seguro que sacamos algo bueno y positivo, porque si no aprendemos de nuestros fallos, acabaremos atrapados en un futuro que no hemos elegido.

    Lo más adecuado para superar el pasado es pensar sobre el gasto de energía innecesaria que pasas dándole vueltas a problemas del pasado que ya no tienen solución, que es una pérdida de tiemo, porque no te va a ofrecer nada positivo en tu presente y futuro, estando ensimismado en ello, por eso lo mejor es tratar de olvidar todas las afrentas que nos hicieron, es dificil pero no hay otro camino, para que no vuelvan una y otra vez y nos hagan daño en nuestra mente y salud… Es preciso reflexionar de los errores cometidos, muchas veces por acción u omisión, voluntariamente o forzados por otros, aprender a perdonarnos a nosotros mismo por los fallos, no somos perfectos, y sobre todo perdonar a los que nos hicieron daño… Y buscar un nuevo rumbo con actividades y relaciones nuevas que nos den un sentido a la vida, nos ilusionen y nos hagan felices, y volver a empezar sin estar atormentado por el pasado.

    El pasado está escrito, no se puede cambiar, lo hecho, hecho está, a lo hecho pecho, pero el futuro lo podemos elegir para bien o para mal, otra cosa es que suceda totalmente como deseamos.

    ARTURO KORTÁZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA ©

    Responder
    • Gracias Arturo por el comentario, si esa es la teoría, como tú dices no es cosa fácil. Para mi la solución está en desidentificarnos de ese discurso mental que nos creemos, y que como tú dices condiciona nuestra salud y nuestro futuro, a través de la meditación. Para mi esa es la salida. Si aún así no es posible o queremos hacerlo de forma más rápida y eficaz, a través de las técnicas de liberación emocional que aplico en la consulta es posible, dependiendo del caso, en muy pocas sesiones. Cuanto más fuerte sea el impacto emocional y más específico sea el evento, más eficaz es la técnica. Un abrazo

      Responder
  7. Gracias por este pots Yolanda me ayudara mucho soltar mi pasado ya que he vivido aferrada a un matrimonio durante 7 años me cuesta soltar y olvidar pero cuando el amor no es reciproco es mejor recoger tu dignidad y marcharte aunque duela espero olvidar y salir adelante por mi hijo gracias .

    Responder
  8. como sentirme bien con la persona que amo, me aferro siempre al daño que me hizo sentir, pero sigo a su lado la amo y se que esa persona me ama, pero siempre pienso en eso que me lastimó aunque no fue su culpa y a veces digo que si sintiera lo que yo sentí me entendería solo me pide que perdone y perdono en su momento pero luego pasa algo y lo recuerdo de vuelta no se que hacer, nos amamos y tampoco quiero que sufra a mi lado..

    Responder
    • Hola Fran, cada uno vivimos las experiencias desde nuestra realidad interna, pasada por el filtro de nuestras creencias y aprendizajes. Cuando nos cuesta soltar, aun teniendo motivos para ello, es porque nuestro inconsciente guarda alguna memoria emocional no procesada que tiene que ver con el tipo de daño sufrido. En la consulta individual trato a diario de forma muy eficaz este tipo de casos. Hay herramientas muy potentes que nos permiten acabar de soltar ese dolor y conectar con los recursos que hay debajo. Un abrazo

      Responder
      • Hola Yolanda,
        Tengo un problema parecido al de Fran, me aferro al daño del pasado y no soy capaz de avanzar…ya se ha convertido en una obsesión…lo he hablado muchas veces con mi pareja, y aunque durante un tiempo estoy bien, de repente recuerdo algo y no dejo de darle vueltas y llorar…y sé que él tampoco lo pasa bien…
        Me digo a mi misma que tengo que olvidarlo, pasado es pasado, pero no lo consigo…ya no sé que hacer…

        Responder
        • Hola Marina, gracias por compartirlo. Estos casos se dan cuando hay un impacto emocional no procesado. Las técnicas que utilizo en la consulta son muy eficaces para liberar esas grabaciones. En mi experiencia, si no hay otro tema de fondo, en una o dos sesiones se liberan y lo mejor es que puedes acceder a las tomas de consciencia que habían detrás y recuperar energía vital que había estancada. Si quieres información sobre las sesiones individuales, puedes ver la información aquí https://vivirmindfulness.com/servicios/consultoria-individual. Ahora mismo tengo lista de espera, pero si te decides, te incluyo. Un abrazo

          Responder
  9. La verdad , me ha sido de gran utilidad
    Me cuesta mucho olvidar mi pasado y es algo con lo cual ya no quiero vivir , use tus ideas para hacer un mapa mental , sé que el pasado no se olvidan de un día a otro pero con estos ejercicios espero por lo menos aceptar mi pasado y ver más hacia el futuro y obvio estar más atento al presente , gracias por tu información

    Kapino

    Responder
  10. gracias por esta bella lectura, el pasado pesa constante en mi cabeza, quiero perdonar incluso aunq esa persona no la haya pedido , quiero hacerlo por mi bienestar, perdonar y dejar ir, desear el bien para todos. es dificil pero se q lo lograre recordar lo bueno o quizas olvidar todo. eso no lo se pero espero hallar un equilibrio en donde ya no tenga preguntas como : q porque sucedio esto ? porq me hizo esto ? o porq no funciono. si todo pasa por algo hoy se q todo lo q paso fue para ahora ser plena y Dios me lo demostro dandome un bello regalo, asi q por eso tan bonito que tengo ahora en mi vida dejare todo eso q me pesa y no me hace bien. paz para todos.

    Responder
  11. hola , muchas gracias por los consejos , a veces el miedo , angustia y ansiedad nos impiden ver el camino que tenemos por delante, en lo personal me ha costado muchísimo sin embargo le agradezco por que a través de su post pude aclarar varias dudas que aun tenia! .

    Responder
  12. Hola, estaba buscando esto y lo encontré…fijate que supere un pasado de una muerte de mi hija a los 3 días de nacida hace 15 años y el papá nunca respondió y lloré lágrimas de sangre…lo superé……pero en mi familia mis padres y hermanas me han hecho cosas y que no he olvidado…incluso cuando estoy ahora casada 11 años sigo con enojos o rencores que viví en el pasado y se hacen presente en alguna situación….osea que no me dejo y pienso….pero hoy lloré mucho mucho y me desahogó por esas situaciones que me da coraje según yo es mi forma de pensar..quiero quitarme esto de mi corazón…ayudame

    Responder
    • Hola Griselda, me alegra mucho que te haya servido el post. Siento tu perdida y celebro que lo hayas podido superar. Las heridas de la infancia, de la relación con nuestros padres, son más complicadas de superar porque son grabaciones que se originaron cuando nuestro cerebro racional todavía no estaba suficientemente desarrollado. El cerebro emocional prima y para procesar esos impactos definitivamente necesitamos poner mucha consciencia en nuestros niños interiores y su relación con el adulto que ahora somos. En la consulta aplico técnicas muy eficaces que te pueden ayudar con eso en pocas sesiones. Si quieres saber más escribeme por el formulario y te pasó toda la info. Un abrazo

      Responder
  13. Muchas gracias, por escribir eso en serio que me ayudo mucho, yo soy de las personas que antes de leer lo que escribiste me aferraba al pasado (y creo que lo sigo haciendo pero quiero dejar él pasado atrás por que no me trae nada bueno, me tres tristeza y rencor),espero no decaer.
    Gracias

    Responder
  14. Pues qué quieren que les diga: No. No quiero soltar mi pasado. Quiero recordar hasta el más mínimo detalle los daños que me han hecho y no perdonarlos. No voy a darle el perdón a quien no lo ha pedido, pues sería como darle algo gratuitamente, y en la vida hay que pagar por todo.

    Puedo confirmar que no tengo relación con ninguna persona que me ha dañado en el pasado. Cuando los veo, como si los no los hubiese conocido nunca. No los quiero en mi vida.

    Lo ideal sería renacer y volver a vivir con lo que uno ya sabe para no cometer errores, esa es una verdad que nadie se atreve a reconocer. Pero como es imposible, no cabe otra que fastidiarse.

    Por otra parte, voy en contra de la autoindulgencia: tengo que pagar por mis errores, pues nunca debí cometerlos, nunca. Uno ha de tender a actuar sin equivocarse ó al menos intentar no hacerlo.

    Vivo mi vida echando a la gente que no me interesa y que me falla, e intentando hacerlo lo mejor posible siempre. Ésa es la única forma de vivir, en mi opinión. El resto es resignación inútil para no reconocer que tendríamos que haberlo hecho mejor.

    Resumiendo: el dolor y el sufrimiento son los maestros de la experiencia. Y esto no tiene nada de bueno.

    Responder
    • Hola Alberto, gracias por compartir tu parecer.
      Comparto que la culpa, sentir que hemos fallado en algo, está ahí para ayudarnos a hacerlo mejo la próxima vez. Una vez hemos tomado consciencia de eso, es inútil seguir alimentándola porque nos quita muchísimo poder y energía que podríamos utilizar para otras cosas en nuestra vida.
      También es importante poder hacer saber a los otros lo que nos ofendió, lo que nos dañó, para que ellos también tomen consciencia. Y desde ahí soltar, porque esa toma de consciencia ya no está en nuestra mano.
      Seguir mostrando rencor hacia ellos a modo de castigo es castigarte tú. Al otro probablemente le resbale o le entorpezca la vía para acercarse a ti y reparar su agravio.
      Seguir guardando rencor a los que más nos perjudica es a nosotros.
      Ojalá esto te pueda ayudar a perdonarte y perdonar para dejar de castigarte.
      Un abrazo grande.

      Responder
  15. Hola.
    Cuándo la vida te lo ha hecho pasar tan mal, es muy difícil vivir el presente. Al final te echas la culpa hasta de lo k no la tienes. Llega un momento que no quieres seguir, qué estás cansada de tantos palos, yo he perdido el poder de superación, no me voy a quitar de enmedio pk nunca lo he pensado, nunca. Estoy muy decepcionada de la vida y ahora llevo un tiempo k pienso cosas k nunca había pasado y no puedo perdonarmelas. Necesitaría otra vida dónde poderla vivir con más o menos tranquilidad, sin tantas muertes ni tantas desgracias. Como me dijo un psicólogo: Has tenido sobre dosis de sufrimiento, y es verdad, no espero ya nada, bueno si, que no sufra para morirme. Así están las cosas. Gracias, esto es un desahogo k no sé ni si va a algún sitio. Estoy harta de dar tiempo al tiempo, de decir que la vida es maravillosa, que si esto, que si lo otro. Cada uno tenemos k apechugar con lo nuestro y os deseo k no os vaya la vida tan mal como me ha ido a mí. Gracias

    Responder
    • Hola María Josefa, gracias por compartir tu sentir porque nos abre otra ventana al sufrimiento humano y ahí hay que mirar.
      Para gestionar nuestro sufrimiento hay que conectar con él, poner consciencia en él.
      Lo de pintarnoslo bonito y creer que la vida es bella así, porque sí, no funciona.
      El sufrimiento es la palanca evolutiva por excelencia, pero que caras y duras nos resultan algunas lecciones!! yo también lo he sentido algunas veces.
      Espero que el mindfulness te ayude a encontrar dentro de ti, el refugio que encontró Viktor Frankl en un campo de concentración.
      Un abrazo enorme lleno de compasión.

      Responder
  16. No se como expresar lo que siento. Tengo dentro de mi un profundo dolor , una profunda rabia. Siento mucha presión en el pecho y ganas de llorar. Sólo quiero dormir para no pensar. Vivo en un ambiente muy malo . Todo reniegos, todo insultos. Ya casi no me quedan fuerzas para seguir viviendo Estoy enferma, desquiciada de los nervios. Ayudame

    Responder
    • Hola Isabel, gracias por comentar. Espero que expresar tu sentir haya servido para paliar aunque sea minimamente tu dolor. En esta situación te animo a que pidas ayuda médica. También que recurras a otros servicios sociales si crees que alguien está atentando contra tu salud física o mental. Ellos son los que más te van a poder ayudar en este caso que planteas. Espero te sirva. Un abrazo muy fuerte.

      Responder
  17. Llevo muchos años tratando de soltar mi pasado y no he podido, quiero ser libre pero siento que no me va a ser posible, es algo que llevo clavado en la mente y en este momento me siento tan molesta por mis malas elecciones en cuanto a una pareja que ya no confió en mi ni en mi destino, siento que jamás conseguiré lo que tanto anhelo, una estabilidad emocional y económica, cada día que pasa tengo menos fuerzas y menos ganas de salir adelante. Leo los 5 pasos y se me hacen tan difíciles de llevar a cabo.

    Responder
    • Hola Pera, entiendo la situación y el desánimo. Afortunadamente hay métodos para salir de ahí y liberarnos de esos sentimientos que generaron experiencias pasadas y que no nos dejan avanzar. En la consulta individual utilizo Qilimbic un método muy eficaz para reconciliarte con tu pasado y vivir más plenamente.

      Responder
  18. Hola,yo creo en lo personal que el pasado es el sostén del presente y futuro,mí experiencia personal me lleva a sentirlo así,soy una persona con la autoestima dañada,no lograba hablar mis problemas,todo me guardaba por años,hasta llenarme de rencores e irá,esas emociones muchas veses estaban depositadas en personas de mí entorno,e comenzado a expresarme a enfrentar positivamente a esas personas,han entendido mis problemas me han abrazado y ahora veo como de apoyo logró despojarme de esas cargas,voy por más,creo que uno se despoja de el pasado cuando lo resuelve,eso es lo que me está ayudando hoy,enfrentar mis rencores mis miedos,encontré esta forma y vengo bien,es mí humilde opinión.
    Gracias

    Responder
    • Así es Gustavo. El tiempo por sí mismo no cura las heridas del pasado. Necesitamos enfrentarlas. Poner consciencia en ellas, expresarlas y abrirnos al amor, es lo que nos ayuda a sanarlas. Muchas gracias por compartir tu experiencia y enhorabuena por esa liberación. Un abrazo

      Responder
  19. Muchas Gracias de verdad, esto que acabo de leer me ayudo bastante yo antes de leer esto tenia un recuerdo, un error de mi pasado que no me dejaba estar tranquilo y vivir el presente pero gracias a esto me e sentido mucho mejor me ayudo a comprender que el pasado tal vez no puedo cambiarlo pero eso no impida que mejore mi presente y mi futuro, lo hecho hecho esta ya no se puede cambiar solo tomarlo como una mala experiencia un areá de oportunidad y poder hacer un plan con mi presente y que esos errores bo vuelvan a pasar.
    Muchas Gracias en cerio esto me hacia falta de verdad e comprendido que si vives del pasado no podras salir adelante y como se dice mirar hacia el frente

    Responder
  20. Muchas Gracias
    Esto que acabo de leer me ayudo como no tienen idea , yo tuve errores en el pasado y esos recuerdos me afectaban pero ahora con esto que lei me ayudo a salir adelante me ayudo en que el pasado ya esta hecho ya no se puede cambiar y lo que si se puede cambiar es mi presente y mi futuro en lo personal creecer como persona y comprendi que de nads te sirve estar recordando el pasado mirar hacia atras no te sirve de nada al inicio es complicado pero si se puede y no podemos estar viviendo del pasado tomarlo como una mala experiencia un mal momento los recuerdos estaran pero no impedira salir adelante es concentrarnos en lo que queremos ser
    Y lo repito muchas gracias esto ayuda en la vida diaria

    Responder
  21. Muchas gracias por este texto Yolanda. La verdad es que dejar el pasado atrás aunque suene fácil, es demasiado difícil, porque sobre todo en los errores es donde uno se centra y se queda ahí, preguntándose una y otra vez ¿por qué?… Hoy estoy en una etapa o en un proceso de dejar atrás lo malo y abrirme al presente y al futuro, porque sé que lo que está por venir, será mucho mejor de lo que ya pasó, además, ahora podré ver el futuro con la experiencia del pasado. Reitero las gracias y te envío un saludo afectuoso.

    Miguel.

    Responder
  22. Algo que nos mantiene enfocados en el presente y el futuro son las metas y objetivos de vida. Pues nos permite ser conscientes de que hay algo por lo que vale la pena seguir y nos da aliento para lidiar con las adversidades que se nos presenten en el camino. La gratitud es otra forma de soltar el pasado. Por ello, da gracia a aquellas personas que formaron parte de tu vida, por las vivencias que propiciaron (asi sean negativas) y por los aprendizajes obtenidos. Pues todo ello ha contribuido a que seas la persona que eres hoy en dia.

    Responder

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos
  • Responsable del Tratamiento: Yolanda Herrero Mor
  • Finalidad: Poder gestionar los comentarios.
  • Legitimación: Tu consentimiento.
  • Destinatarios: Tus datos estarán ubicados en los servidores de LucusHost, mi proveedor de hosting dentro de la UE.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a web @ vivirmindfulness.com o ante la Autoridad de Control.
Tienes todos los detalles en la Política de Privacidad